¿A que no sabías....?

Botas de vino, diferencias y cómo cuidarlas

El mundo de las botas de vino parece ser algo típico de nuestros abuelos y la gente de campo. Era tradición llevarse el vino para la jornada en estos recipientes de piel, flexibles y duraderos. También se pueden ver a muchos excursionistas con la bota colgando de la mochila, o disfrutando de su almuerzo con la bota de vino al lado.

Lo que muchos de nosotros no conocemos son los cuidados que necesita. Y si bien es muy fácil de mantener, la verdad es que si no la cuidamos se hecha a perder. Tened en cuenta que la bota tradicional está hecha de pez (la capa impermeable interior que impide que el líquido se escape por las costuras) y cuero, dos materiales naturales que, como cualquier cosa no sintética, se estropean y necesitan cierto mantenimiento.

Así pues, tanto si decides continuar con esta tradición y comprar tu propia bota como si la has heredado de un familiar o te la han regalado, te damos unas pequeñas pautas para que siga tan bien como el primer día.

 

 

Botas de serraje y botas de pez

Existen muchos tipos, calidades y formas, aunque las dos variantes más conocidas son la de serraje y la de pez.

La bota de serraje está hecha de una piel de menor calidad, como puede ser la piel de cordero, tiene un tacto más suave y es más flexible. En su interior hay una bolsa de látex que es la que contiene el líquido. Son las más cómodas para llevar agua o incluso bebidas gaseosas o dulces, pues requieren de menor mantenimiento.

La bota de pez normalmente es más elaborada y de mayor calidad y precio que la de serraje. La piel de la que están hechas es más gruesa que la de serraje, y suele estar curada. Una de las pieles más cotizadas para las botas de pez es la piel de cabra. Además, por dentro incluye una capa de pez, que se nota al tacto siendo lo que le da forma redonda al fondo de la bota, y es menos flexible que la de serraje.

 

 Mantenimiento de las botas de serraje

El los últimos tiempos, este tipo ha ido ganando adeptos por los pocos cuidados que requiere, menores que los de la bota tradicional. Básicamente, con que aclaremos bien la bolsa interior después de cada uso es suficiente. Además, como deciamos antes, admite con mayor facilidad más tipos de bebidas, como cerveza, refrescos y agua. Al no tener la capa de pez en el interior, no debemos andar con ojo de que se estropee.

Para limpiar la piel exterior, usaremos un cepillo suave y, de vez en cuando, aplicar crema especial para zapatos de Nobuck o piel girada. Esto lo encontraremos fácilmente en zapaterías.

La piel de serraje suele ser de color claro, y por lo tanto es más fácil que se manche. En ese caso, aplicamos grasa de caballo a toda la bota con tal de igualar el tono y disimular la mancha.

 

Mantenimiento de las botas de pez o tradicionales

 

Cuando la bota es nueva

Antes del primer uso, la bota de vino viene de fábrica y es recomendable lavarla antes de llenarla con vino. Así que enjuagándola por dentro con agua tibia varias veces nos aseguramos de que no tenga polvo ni otras impurezas en su interior. Ya puedes llenarla con vino o coñac.

 

 

Durante su uso

La bota de vino debe mantenerse con vino dentro. La idea es que la vayamos rellenando a medida que vamos bebiendo de ella. Si no, la pez se seca.

Debes mantenerla en un lugar fresco, seco y sin luz del sol. Y no la metas nunca en la nevera, pues no es bueno ni para el cuero ni para el contenido.

De vez en cuando, pásale al cuero exterior un poco de manteca o grasa de caballo. Eso impedirá que el cuero se seque demasiado y se agriete.

Y si vas a estar un tiempo sin usarla, enjuaga los restos de vino con agua y ponle una copa de coñac. Deja la bota en horizontal, asegurándote de que la pez está hinchada y no plana. Y la boquilla o brocal ligeramente hacia arriba.

 

¿Sabías que una bota se puede llenar también de agua o cualquier otra bebida? Simplemente aclara con agua después de su uso y añadele una copa de vino o coñac. Y su la bebida es dulce o gaseosa, procura no dejarla mucho tiempo en el interior de la bota.

 

 

Remedios

Si el vino en su interior se agría, solo tienes que enjuagarla con agua tibia y volverla a allenar de vino.

Si por no usarla durante un tiempo, la bota se ha pegado por dentro, ponla al sol o encima de la calefacción durante un rato por los dos lados para que la pez se ablande. Luego sopla por la boquilla o el brocal muy despacio y sin forzar hasta que se vaya despegando poco a poco. Es importante que no intentes despegarlas con la mano ni que hagas mucha fuerza al soplar, si no repelarás la pez de dentro y adiós bota. Luego llenala de agua y dejala así un tiempo hasta que se hinchen de nuevo las costuras y no salga nada de agua.

 

Y vosotros, ¿Qué otros mimos le dais a vuestra bota?

Dejadnos un comentario aquí o en las redes y etiquetadnos como #juanpaceller. ¡Estaremos encantados de saber otras maneras de cuidar de las botas de vino!

 

Si te ha gustado, compártelo!Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

6 comentarios en “Botas de vino, diferencias y cómo cuidarlas

  1. Tengo una bota nueva pero el pez o brea está saliendo por la boquilla al tenerla en posición horizontal y al introducir el dedo me lo mancha de pez
    Que puedo hacer?
    Gracias
    Gabo

    1. Buenos dias, disculpe la tardanza en contestar, si puedes contacta con la casa donde la compraste, ellos siempre te recomendarán lo mejor para ese tipo de bota, nosotros cuando hemos tenido algún caso parecido, lo que hemos hecho ha sido llenarla de agua caliente del grifo, NO DE UNA OLLA, y dejarlo un rato, unos 10 minutos, después vaciar muy bien, en una palangana o algo por que te soltará pez, cuando ya este vacío dejarla colgada vacía e hinchada unos 3/4 minutos para que seque, luego llenar de vino. Espero que vaya bien eso, igualmente pregunta siempre primero en la casa.

  2. Hola buenad tardes.. Adquiri una bota, la cual use todas las indicaciones..
    Despues de inflarla la enjuague como corresponde, despues retire el liquido y la deje inflada un par de hs..
    Mi pregunta es, cuando coy a desinflarla, la pez en interior cruje, como si estaria quebrando, saben si es normal o si tiene algun problema? Si tiene algun problema, saben como solucinarlo?
    Espero me ayuden..
    Muchas gracias..

    1. Bunos dias, uno de los trucos que nos han enseñado los fabricantes de botas es meterles agua caliente del grifo, dejarla totalmente llena y un ratito, unos 10 minutos, luego vaciar la bota. Es uno de los mejores trucos para que la pez no se parta ya que es como un «caramelo» que se cristaliza y se va rompiendo, esto hace que se derrita un poquito y sea más flexible. Igualmente si conoces la casa puedes contactar con ellos por internet y ellos mismos te dirán como hacerlo, recordar que según el tipo de bota y su fabricación depende de su cuidado.

  3. Mi bota pude sellarla bien con el pez pero ahora transpira de dos circulos (vino) y no en las costuras, es normal? O es porq aun no le eche grasa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *